Wolframalpha, cuando encontrar información no es suficiente

[frame][/frame]

La cantidad de información a la que tenemos acceso aumenta de un modo exponencial. Mucha es generada por seres humanos pero, cada vez más y más dispositivos de todo tipo, como sensores, cámaras etc. vuelcan sus datos directamente en Internet. Cantidades ingentes de información quedan así a nuestra disposición: bases de datos de diversa índole, que abarcan campos tan dispares como el catastro, datos meteorológicos, geográficos o estudios médicos y científicos.

A la hora de acceder a toda esa información, generalmente pensamos en buscadores como el omnipresente Google, Bing o el adalid de nuestra privacidad Duckduckgo. Todos ellos utilizan una aproximación similar para encontrar los resultados que más interesantes y útiles sean a nuestros intereses. Se basan en localizar los términos que ingresamos en su campo de búsqueda mediante coincidencias en sus impresionantes bases de datos. Posteriormente los ordenan por relevancia y autoridad, mostrándonos el resultado como una lista ponderada de enlaces para visitar.

Esta es sin duda una manera eficaz de encontrar información. Pero una vez localizada queda mucho por hacer. A veces no es más que un dato o una explicación lo que necesitamos, pero cuando se trata de procesar la información, de inferir conocimiento nuevo y relevante a partir de una maraña de datos numéricos o estadísticos, se necesita mucho más.

Wolframalpha es un intento, en constante evolución y mejora, de ofrecer una solución al problema del procesado de la información. Es un buscador, pero al mismo tiempo es un “procesador de conocimiento“. Las respuestas ante una búsqueda no son un listado de enlaces, sino un completo informe de toda la información relevante, ya procesada y materializada en tablas, gráficos, estadísticas etc. Haciendo inferencias a partir de una pequeña información básica que se le da en el campo de texto.

Resulta dificil hacerse una idea de su comportamiento hasta que se empieza a utilizar. De hecho sus posibilidades son tan amplias que sacarle todo el partido requiere su tiempo y dedicación para comprenderlo adecuadamente.

Pruébalo aquí mismo:


 

En la propia web del proyecto vienen varios ejemplos de utilización, algunos bastante interesantes y sorprendentes que merece la pena probar. Eso si, todos ellos en inglés:

[dropcap type=”square”]1[/dropcap] Uno de los más “inquietantes” análisis de datos que puedes hacer en Wolframalpha, es pedirle que analice tu cuenta de Facebook. Símplemente tienes que poner en el campo de búsqueda “Facebook friends” y hará un completo análisis estadístico de la composición y las relaciones en tu cuenta personal de Facebook (no apto para los muy preocupados por su privacidad). Será imprescindible que le permitas acceder a tus datos. Aquí tienes una completa explicación de lo que puedes encontrar en el análisis ofrecido.

[dropcap type=”square”]2[/dropcap]  El campo fuerte de Wolframalpha es sin duda el de las matemáticas y la física. Es posible obtener resultados de problemas matemáticos complejos, incluso detallados paso a paso. Existe incluso un interesante blog en Español, con multitud de casos y como se resuelven en la aplicación que nos ocupa. Pero te sugiero que pruebes a utilizar estos ejemplos sugeridos si quieres hacerte una rápida idea de lo que esperar.

[dropcap type=”square”]3[/dropcap] También nos ofrece cálculos relacionados con la salud y la educación física. ¿Pensando en perder peso? Deja que Wolframalpha calcule la ingesta calórica diaria más apropiada y el tiempo que necesitarás para conseguir tus objetivos partiendo de unos datos iniciales.

[dropcap type=”square”]4[/dropcap] Mucho, mucho más. Puede realizar cálculos e inferir información en campos tan dispares como la ingeniería, los colores, astronomía, ciencias de la Tierra, Geografía, Lingüistica… En definitiva multitud de campos donde puede resultar de mucho interés.

Aunque hay sin duda muchas preguntas que aun no es capaz de resolver, para aquellas para las que funciona adecuadamente es increíblemente útil.
Además cuenta con una versión pro, de pago, que permite analizar fuentes propias de datos incluyendo tablas en bruto de información, formatos científicos, médicos y matemáticos, XML, imágenes…

Aun con las limitaciones que sin duda tiene, es en mi opinión, la punta de lanza de lo que nos espera. El concepto de Big Data, y el procesado y análisis de información, es un campo interesantísimo y que tiene muchas posibilidades.

Si os interesa el tema, la UNED ofrece un MOOC (Masive Online Open Course) gratuito sobre nuevas oportunidades de negocios basados en análisis de datos que merece la pena visitar.

¿Todavía sigues pensando que Google es la única fuente de información?. ¿Has encontrado algún uso curioso de Wolframalpha que quieras compartir?.  Te animo que nos lo cuentes en el hilo de comentarios. Y si te ha gustado mi post, no olvides compartirlo. ¡Gracias!

Fotografía: Anua22a via photopin cc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.