Tendencias para 2014 en el ámbito online

Siempre me ha parecido que realizar cualquier tipo de especulación respecto a como será el futuro es altamente arriesgado. Muchas variables entran en juego y factores aparentemente irrelevantes en un principio, pueden cambiar por completo el más sesudo de los análisis de pronóstico.

No obstante es evidente que si pueden inferirse, con determinada probabilidad, situaciones futuras basándonos en tendencias apreciables en la actualidad: Si un vehículo se mueve hacia el norte a una veloidad constante de 120 Km/h, podemos calcular con precisión donde estará dentro de un par de horas. Por supuesto, siempre que las condiciones permanezcan más o menos estables.

Lo mismo podemos hacer con la tecnología. Existen desde luego tendencias que nos pueden ayudar a hacernos una idea de por donde irán las cosas a lo largo del próximo año y, si bien no nos permitirán tener datos exáctos, estar atentos a las mismas puede darnos una posición ventajosa frente a aquellos que no las tienen en cuenta o les pasan desapercibidas.

Dicho esto, aquí van mis predicciones personales en tendencias para 2014 en el ámbito online, basándome en lecturas, observaciones y también en algo de sentido común:

[dropcap type=”square”]1[/dropcap]. Los dispositivos móviles serán ya la forma principal de acceder a Internet. Las páginas web que no estén adaptadas a esta situación, tanto en diseño como en tecnologías compatibles, estarán perdiendo una oportunidad que quizá no puedan después recuperar.

[dropcap type=”square”]2[/dropcap]. Las aplicaciones WEB, basadas en HTML5, CSS3 y JavaScript empezarán a estar a la altura de las apliaciones nativas, en buena medida gracias a la mayor potencia de los dispositivos. Si bien el modelo de negocio de unas y otras seguirá siendo muy diferente, muchas empresas comenzarán a pensar en las primeras como una solución óptima para sus necesidades de gestión, marketing, venta, etc. Es por esto que el lenguaje de programación JavaScript, continuará su posicionamiento como uno de los más relevantes en el ámbito online. Más aun con soluciones de servidor como Node.js.

[dropcap type=”square”]3[/dropcap]. Las empresas comenzarán a pensar en tener su propio departamento de Social Media. Igual que el de marketing o de recursos humanos, las redes sociales demandarán mayor atención y recursos. No se trata ya de una novedad o un aspecto marginal en el que hay que estar por imagen. Son y serán cada vez más un ámbito de mayor relevancia en muchos aspectos para casi cualquier negocio.

[dropcap type=”square”]4[/dropcap]. El Curriculum Vitae, como siempre lo hemos conocido, será prácticamente irrelevante. Al menos en puestos de una mínima responsabilidad. Su lugar lo ocuparán nuestros perfiles sociales, muy especialmente el de LinkedIn. Nos obligará a cuidar de nuestro Personal Branding y ser más conscientes que nunca de la imagen que proyectamos en el entorno online y las relaciones que en él establecemos.

[dropcap type=”square”]5[/dropcap]. La personalización en el trato con el cliente se hará aun más necesaria. Las empresas cuentan con infinidad de datos que no están utilizando para mejorar su relación con el cliente. Las ofertas personalizadas tendrán mucho más sentido que paquetes estandarizados, y habrá que estar mucho más atentos al feedback para afinar a la hora de poder cubrir sus necesidades. Conocer y analizar los hábitos de consumo así como adaptar la oferta a los mismos será determinante en el éxito comercial.

[dropcap type=”square”]6[/dropcap]. Aumentará la preocupación por la privacidad. A medida que los usuarios son más conscientes de la cantidad de información que comparten y la verdadera relevancia de la misma, se incrementará la necesidad de proteger su privacidad. Nuevas aplicaciones y protocolos aprovecharán esta necesidad y se presionará para que los individuos tengan mayor control sobre la misma y el uso que se le da.

[dropcap type=”square”]7[/dropcap]. En redes sociales, Google+ seguirá incrementando su cuota de mercado. En buena medida porque Google ha decidido convertir su red social en el centro neurálgico de todos sus servicios y, tanto desde la multitud de aplicaciones web que gestiona, como desde su propio sistema operativo Android, buscará cada vez más una mayor integración que haga casi imposible no utilizarla. Por otro lado Facebook, presionado por sus necesidades de obtención de beneficios, buscará nuevas formas de monetizar sus servicios más allá de la publicidad, si bien deberá tener cuidado si no quiere evitar la desbandada de usuarios por ser demasiado intrusivo y manipuar en exceso lo que cada uno de ellos puede o no ver.

[dropcap type=”square”]8[/dropcap]. Más y más servicios en la nube. Esto más que una predicción es una constatación. Las velocidades de conexión siguen incrementándose, sobre todo desde la red móvil y la utilización de varios dispositivos por cada usuario así como su necesidad de tener acceso a sus datos y aplicaciones desde todos ellos aumenta más la demanda de este tipo de servicios. Donde tanto el almacenamiento como las propias aplicaciones residen en la nube. Se sincronizan y actualizan de manera automática y siempre están disponibles, incluso sin conexión a Internet gracias a copias locales temporales.

[dropcap type=”square”]9[/dropcap]. El Internet de las Cosas. Esta es una tendencia imparable. Pronto cada vez más y más objetos cotidianos contarán con su propia conexión a Internet. En ocasiones como simples sensores que ayudarán a recoger todo tipo de información, pero también muchas veces interactuando con factores ambientales u obediciendo a aplicaciones que los controlen. Las “apps” ya no serán un coto exclusivo de smartphones, ordenadores y tablets.

[dropcap type=”square”]10[/dropcap]. Aparecerán nuevos servicios por suscripción. La facilidad con se copian los bienes digitales y la dificultad para mantener el control sobre ellos, hacen de la venta por unidades un modelo de negocio caduco y dificilmente sostenible en el tiempo. Los servicios por suscripción a software en la nube o acceso a contenidos de ocio como películas, música o libros e incluso a determinados servicios profesionales, seran una tendencia cada vez más acusada.

[dropcap type=”square”]11[/dropcap]. Progresiva desintermediación en las transacciones comerciales. Ya hoy día, el peso de los intermediarios se mantiene un muchos casos de manera artificial. Los distribuidores, revendedores y minoristas que no sean capaces de aportar un valor añadido a los productos y servicios con los que comercializan tendrán cada vez mayores dificultades para mantenerse.

[dropcap type=”square”]12[/dropcap]. Aumento del consumo colaborativo. En una tendencia clara, esta forma de consumo donde se optimizan los recursos privados y se incrementa la eficiencia en su utilización, alcanzará su madurez y popularización presumiblemente durante el  año 2014. Aunque sin duda, las administraciones tratarán de regularlos en su afán de recaudar impuestos en este tipo de transacciones entre particulares.

La cantidad de frentes sobre los que podríamos seguir hablando es enorme, no sólo en el ámbito online sino el tecnológico en general. Pero como no desería que este post se volviera innecesariamente largo y además me encantaría conocer tu opinión, te invito a ti, estimado lector, a dejar en los comentarios tu opinión. Tanto de los puntos mencionados como sobre cualquier otro que quieras compartir aquí.

Muchas gracias de antemano y un muy feliz año 2014.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.