Los peligros de la innovacion tecnológica

Quienes nos movemos profesionalmente en el ámbito digital, estamos acostumbrados a conocer todos los parabienes de los últimos avances científicos y tecnológicos, de los nuevos dispositivos o el software más moderno. Defendemos sin titubear la importancia de adaptarse al cambio y las ventajas competitivas que nos aporta.

Pero en nuestro día a día tenemos que enfrentarnos constantemente con ese “lado oscuro“, que representan aquellos que se oponen a salir del confort que aporta lo ya conocido, que evitan el esfuerzo de adaptarse a lo nuevo y que ponen toda clase de impedimentos a la innovación, dificultando e incluso bloqueando el cambio a los demás.

Pero, ¿y si tuvieran su parte de razón?. ¿Existen realmente los peligros de la innovacion tecnológica?.

Me vais a permitir aquí, hacer una conexión que quizá resulte un tanto sorprendente: En biología, más concretamente en etología, es conocido que en las poblaciones de animales superiores existen dos patrones o estrategias de comportamiento básico de los individuos, en su adaptación al medio en el que viven:

[dropcap type=”square”]A[/dropcap] Por un lado están los individuos que se sienten cómodos  en un ambiente estable, que tienden a realizar rutinas más o menos repetitivas y que prefieren la seguridad de un entorno conocido y predecible. Se estresan con facilidad ante los cambios en su medio ambiente y tienden a evitar las situaciones de peligro.

[dropcap type=”square”]B[/dropcap] Por otro lado, una cierta proporción de la población, se ve estimulada por los cambios, tiende a explorar nuevos territorios y recursos de su entorno, y toleran mucho mejor el estrés y las situaciones de riesgo, pudiendo incluso llegar a comportarse en ocasiones de manera temeraria.

¿Te suena?. ¿Te sientes identificado en alguno de ambos grupos?. Por supuesto entre ambas tendencias existen toda una gama de comportamientos intermedios. Pero, para la supervivencia del grupo en su conjunto, es imprescindible la coexistencia y tensión constante entre las dos “opciones”. Los genes que inclinan la balanza a un lado u otro deben estar presentes en la población y distribuidos en la proporción adecuada de acuerdo a las condiciones medioambientales.

Los primeros, los “conservadores“, están biológicamente mejor adaptados y tienen mayor índice de supervivencia, cuando el ambiente es estable. Si su entorno les ofrece unas condiciones de seguridad y alimento suficientes, sin grandes fluctuaciones, perciben el peligro y lo evitan con antelación pues son más sensibles a cualquier amenaza.

Por el contrario, los “progresistas“, tienen las de ganar en entornos cambiantes. Son capaces de buscar y reconocer nuevas oportunidades, afrontan peligros mayores sin sufrir un estrés tan agudo como sus compañeros y sobreviven en mayor proporción en situaciones difíciles.

Esto que resumo aquí en pocas líneas es, en realidad, la explicación de fondo a muchos conflictos humanos, incluido el existente entre la innovación y el inmovilismo tecnológico.

Peligros de la innovacion tecnológica

Los cambios son impredecibles.

Una vez la utilización de una nueva tecnología se consolida en la sociedad o en las empresas, las consecuencias que de ello se derivan pueden ser potencialmente disruptivas y cambiar para siempre el modo en que se venían haciendo las cosas. para bien y para mal.

Las inversiones en tecnología no siempre son rentables.

Normalmente el uso adecuado de la tecnología es un factor de aumento de la competititividad, la eficiencia y reducción de costes. Pero esto no siempre es así. Cuando una determinada tecnología está en proceso de maduración, las innovaciones se suceden rápidamente en el tiempo a la vez que reducen su coste, por lo que si realizamos una inversión importante podemos no haberla amortizado en el momento de quedar obsoleta. Elegir el momento adecuado es vital para que esto no suceda.

La necesaria formación supone un coste y un riesgo.

La innovación suele conllevar un periodo de adaptación a su utilización. Si el uso no es el adecuado pueden producirse errores y accidentes con diferentes consecuencias. Esto implica generalmente una formación con la inversión adicional que conlleva.

Posible dependencia tecnológica.

Si utilizamos tecnología puntera, es fácil que exista un sólo proveedor de cuyos productos y servicios podemos llegar a ser dependientes, según lo determinantes que sean para nosotros sus soluciones. Esto nos ata no sólo a precios sin más competencia, sino al propio destino del fabricante.

Peligros de no innovar tecnológicamente

Pérdida de competitividad.

Si no nos mantenemos al día tecnológicamente, independientemente del ámbito del que estemos hablando, pronto perderemos competitividad. Hasta el punto en que podamos quedarnos fuera del mercado. Otros más dispuestos a innovar nos tomarán la delantera y ofrecerán mejores servicios y/o productos a mejor precio al tomar ventaja de las tecnologías más punteras, eficientes y económicas.

Pérdida de oportunidades.

A menudo la innovación tecnológica viene acompañada de nuevas oportunidades: se crean nuevos empleos especializados, nueva demanda de productos y/o servicios, cambios en los patrones de consumo… No estar atento a estos movimientos puede estancarnos y llegar a hecernos, con el tiempo, irrelevantes. Ya sea a nosotros mismos como individuos, como empresas, o incluso a nuestro sector económico al completo.

Conclusiones

Vivimos en un mundo que evoluciona a velocidad de vértigo y donde la innovación tecnológica nos abruma más que en ninguna otra época. Adaptarnos, innovar y abrazar las nuevos avances es imprescindible para seguir siendo relevantes y competitivos. Incluso, para poder comprender la realidad que nos rodea. Pero no debemos hacerlo a cualquier precio. Debe ser en mi opinión un proceso meditado y calculado para poder aprovechar al máximo los beneficios minimizando los riesgos.

¿Y tu?, ¿Eres innovador, o por el contrario prefieres hacer las cosas como siempre se han hecho?. Nos encantaría conocer tu opinión para lo que tienes a tudisposición, como siempre, el hilo de comentarios de nuestro Blog SinLios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.