Tecnología, ejercicio físico y salud

En muy pocos años, los smartphones o teléfonos inteligentes, han pasado a ser una herramienta imprescindible de trabajo, comunicación, información y entretenimiento para la mayoría de nosotros.

Se trata de un ejemplo paradigmático de adopción tecnológica, que demuestra hasta que punto nuestro día a día puede verse afectado por los adelantos científicos y técnicos.

La salud es probablemente uno de los campos que mayores cambios va a experimentar en un futuro próximo. Las posibilidades para realizar seguimiento y monitorización de diferentes variables fisiológicas mediante distintos tipos de “wearables” abrirán todo un prometedor campo de posibilidades para el mantenimiento de la forma física, la salud y la detección temprana de enfermedades.

Echemos un vistazo a algunas de las más prometedoras de estas tecnológias relacionadas con el ejercicio físico y la salud:

Pulseras de activadad y ritmo cardíaco

Con la famosa Fitbit a la cabeza, estas pulseras permiten llevar un registro de nuestra actividad física, distancia, calorías quemadas, escaleras subidas, ritmo cardiaco y calidad del sueño. Las pulseras se sincronizan inalámbricamente con nuestro móvil u ordenador para guardar un registro a largo plazo y permitir a diferentes aplicaciones sacar partido de los datos almacenados.

A medida que estos disposivos, al igual que los smartwatch, incorporen nuevos sensores capaces de medir aspectos tales como la temperatura corporal, nivel de glucosa en sangre, hormonas, alteraciones en el sudor… terminarán por convertirse en auténticos guardianes de nuestra salud, capaces de avisarnos cuando algo no anda bien o de aportarnos consejo en función de nuestro estado fisiológico.

Además podrán realizarse estudios médicos sobre datos fiables tratados estadísticamente, en poblaciones enormes agrupadas por infinidad de variables, lo que abrirá el camino a nuevos descubrimientos y tratamientos.

Ropa inteligente

Si las pulseras y smartwatchs son prometedores, más aun lo es la ropa inteligente. Ya existen prototipos de camisetas capaces de detectar la epilepsia o realizar electrocardiogramas, sujetadores para detección prematura de cancer de mama o bodys para bebé que cambian de color si el pequeño tiene fiebre.

Las posibilidades son enormes y es de esperar que en los próximos años veamos una auténtica explosión de prendas con propiedades casi mágicas combinando nuevos tejidos con sensores y circuitos electrónicos miniaturizados.

Recientemente tuve la oportunidad de probar un traje de electroestimulación muscular, capaz de proporcionarnos un completo entrenamiento muscular con tan solo 20 minutos, una o dos veces por semana, y no puedo evitar preguntarme cuánto tiempo pasará hasta que podamos ver este tipo de tecnología incorporada en ropa deportiva controlada por nuestro dispositivo móvil.

Domótica

Los avances en domótica, tecnología aplicada a la automatización hogar, aportando servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación, también tienen un hueco para la salud: Control de humedad y temperatura, detección de peligros y sustancias nocivas o alérgenos en el ambiente, aviso en caso de accidentes…

Alimentación

Que la población en general cada vez come peor es un hecho. La proporción de personas con sobrepeso y obesidad no deja de aumentar y es una tendencia que se extiende por todos los países, independientemente de su cultura, con cierto nivel económico. Al mismo tiempo alimentar a un número creciente de personas es todo un reto tecnológico y ecológico.

Los suplementos nutricionales y la alimentación deportiva hace ya muchos años que conviven con nosotros, pero no es hasta hace poco que han aparecido productos como Soylent (nombre muy poco afortunado) en EEUU y Joylent en Europa, cuyo objetivo es, con una composición lo suficientemente completa, ser capaces de sustituir una o varias comidas normales. No están pensados para hacerlo de manera permanente pero ya hay quien ha experimentado a alimentarse únicamente de estos batidos en polvo durante un mes con resultados cuando menos sorprendentes.

No creo que sean el futuro de la alimentación pero si pueden ser un paso en conseguir una alimentación más saludable, equilibrada, económica y respuetuosa con el medio ambiente. De momento son una interesante alternativa en determinadas situaciones mientras tratamos de reeducar los habitos de alimentación y acabar con los desiertos nutricionales, lugares donde es muy difícil tener una dieta saludable.

Videoconsolas

Tradicionalmente enemigas del ejercicio físico, hace tiempo que algunas incorporan nuevas formas de jugar utilizando nuestro propio cuerpo en lugar de mandos. En mi caso, que nunca me he caracterizado por tener un especial interés en jugar con videojuegos, debo reconocer que me he enganchado. Gracias al dispositivo Kinect de la XBox, realizo parte de mis entrenamientos con los juegos y actividades de Your Shape, un completo software para ponerse en forma en el salón de casa de manera interactiva, motivante y muy divertida.

Pero esto no es nada. Cuando veo avances como HoloLens, las increíbles gafas de realidad aumentada holográfica de Microsoft, o Icaros un aparato capaz de fusionar realidad virtual y ejercicio físico, no puedo parar de imaginar las infinitas posibilidades de la pliación de este tipo de tecnologías en los campos del ejercicio físico y la formación, como sabéis dos de mis mayores pasiones.

Otros dispositivos

Bicicletas eléctricas cada vez con mayor autonomía y mejores características, dispositivos para mejorar y medir el rendimiento sexual, prótesis realizadas gracias a impresoras 3D y materiales de última generación, aplicaciones para smartphones específicas para gestionar nuestros entrenamientos…

Las posibilidades de la mano de la tecnología, ejercicio físico y salud son realmente enormes y muchas de ellas aun no han sido concebidas. Como una especie de explosión cámbrica, aun nos quedan muchas cosas por ver. Los avances tecnológicos se suceden hoy con mayor velocidad que nunca antes en la historia de la humanidad y en sólo unas pocas décadas podemos asistir a cambios cuyo equivalente, hasta hace muy poco, hubiera requerido del paso de varias generaciones.

Son muchos campos evolucionando al mismo tiempo y cuyos avances se apoyan unos en los otros, hasta tal punto que resulta muy difícil estar minimamente actualizado de todas las nuevas tecnologías que aparecen a nuestro alrededor.

Si todo esto te da cierto vértigo, terminaré el post con una frase de Isaac Asimov:

[lead]

No me dan miedo los ordenadores, lo que me asusta es la ausencia de ellos.

[/lead]

Y tu, ¿conoces alguna otra tecnología o dispositivo relacionado con el ejercicio físico y la salud que te gustaría comentar?. El hilo de comentarios está, como siempre, a tu entera disposición.

Escribir Comentario