Qué son las cookies y para qué sirven

Qué son y para qué sirven las cookies

Las cookies informáticas, «galletas» si lo traducimos literalmente del inglés, nada tienen que ver con este crujiente alimento. Se trata en realidad de datos que las páginas web almacenan en nuestro ordenador.

Para entender qué son las cookies y para qué sirven, lo primero que debemos saber es que las páginas web que cargamos y visualizamos en nuestro navegador, se diferencian principalmente de un libro o una revista en que suelen tener cierta interactividad. Esto es mucho más evidente en las denominadas «aplicaciones web», auténticos programas de ordenador que funcionan dentro del explorador web y cuya funcionalidad va desde carritos de la compra para tiendas online hasta auténticos programas de diseño o suites ofimáticas.

Así, estos programas utilizan la memoria RAM temporal de tu ordenador para almacenar todo tipo de datos que permiten la correcta ejecución de la aplicación. Pero resulta que, cada vez que cambiamos de una página a otra, estos datos se pierden. Es como si cerrasemos un programa y abriésemos otro diferente.

Esto es un problema porque, si estamos por ejemplo comprando en una tienda online, cada vez que cambiásemos de página se perderían todos los datos relativos a lo que ya hemos seleccionado para comprar o cualquier preferencia que hubiésemos indicado. O, si nos hemos identificado en una web con nuestro usuario y clave de acceso, tendríamos que volver a hacerlo cada vez que cambiasemos de una página a otra dentro de la misma web.

Afortunadamente para evitar este problema se inventaron hace ya mucho tiempo, las cookies. Mediante ellas, los sitios web pueden guardar información en tu ordenador que es accesible a todas las páginas dentro del mismo dominio. Así, desde una página se pueden almacenar datos y desde otra leerlos o manipularlos. De este modo no se pierden al cambiar de la una a la otra.

Y este mecanismo tan simple (hoy día superado con auténticas minibases de datos cuya finalidad es la misma) es lo que permite que Internet funcione tal y como la conocemos.

Pero si son tan beneficiosas, ¿por qué hay tanto debate en torno a la seguridad y la protección de datos cuando se utilizan las cookies?.

Piénsalo. Si las webs pueden guardar información en tu ordenador, les resulta muy fácil realizar un seguimiento de tu comportamiento. Los sistemas estadísticos basados en cookies pueden llegar a revelar muchísima información del usuario: Cuánto tiempo ha permanecido en la web, que páginas ha visitado, que productos han llamado su atención, qué vídeos a visualizado…

Esto se utiliza generalmente para usos publicitarios y para personalizar la experiencia del usuario. Por ejemplo, ¿no te ha llamado la atención alguna vez que al visitar una página cualquiera te muestre publicidad sobre algún producto que recientemente habías buscado en Amazon, por ejemplo?. Esto es así porque al realizar la búsqueda, Amazon guardó una cookie en tu ordenador con información relativa al producto de tu interés. Después, la otra web, a través de un programa JavaScript que la propia Amazon le facilita desde sus servidores, recuperó esa información para mostrate el anuncio correspondiente.

Aquí es importante señalar que las cookies que guarda una web no pueden ser leídas por otra. En el caso descrito, es Amazon y sólo Amazon quien puede acceder a esa cookie y es por ello que el código JavaScript debe ser descargado a tu ordenador desde sus servidores. Esto es así por motivos de protección de datos y de seguridad y es el modo en que funcionan todos los navegadores.

Aunque el uso de las cookies suele ser necesario y legítimo, no es dificil imaginar lo fácil que es traspasar la barrera del derecho a la intimidad y la protección de datos.

Con el tiempo, una compañía puede llegar a recopilar tanta información sobre ti que prácticamente lo sepa todo con respecto a tu comportamiento y preferencias. Y cuando digo todo quiero decir TODO.

Esto es así sobre todo en servicios que utilizamos muy habitualmente y que guardan nuestro perfil personal. Una vez estamos logueados, todo lo que hacemos puede quedar registrado, no ya en una única sesión, sino entre diferentes sesiones y de manera permanente. Además estos datos pueden ser enviados a una base de datos remota y ser almacenados indefinidamente.

Por mucho que confiemos en la empresa que los almacena, nadie puede asegurarnos que un tercero no pueda tener acceso a nuestra información. De hecho, como denunciado por el conocido exagente estadounidense Edward Snowden, esto ya ha sucedido. Y por parte de un gobierno, nada menos.

Así, lo que comenzó siendo una sencilla y útil herramienta de programación, se ha convertido en un auténtico Caballo de Troya con implicaciones que dificilmente podemos imaginar.

Y tu, ¿qué opinas?. Me encantaría conocer tu opinión respecto a su utilidad y el uso que se les da. ¿Crees que la legislación y las autoridades protegen nuestros datos suficientemente?.

4 Comments

  • Miguel Ángel Lucas (@MiguelAngelddl)

    Yo creo que las cookies son fundamentales hoy en día, siempre y cuando no revelen excesiva información del usuario. Para los que tenemos un blog y hacemos analítica web no concebimos trabajar sin ellas.
    En mi último post comenté un poco sobre el tema, y expliqué un método para crear una en nuestro navegador para que nos ayudase a trabajar con Google Analytics, todo transparente y nada dañino.
    Al final, todo se resume en cuidar nuestra navegación, ya que tendrán de nosotr@s lo que permitamos que sepan.

    • Luis Hernández

      Miguel Ángel, muchas gracias por tu comentario.
      No se si has omitido el enlace a tu post por olvido o por respeto, pero desde ya te digo que en este blog puedes sentirte como en casa. No te cortes a la hora de compartir cuanto creas de interés puesto que se, lo será también para nosotros.
      Este es el enlace a tu estupendo post cuya lectura recomiendo:
      http://mibloguel.com/filtrar-nuestras-propias-visitas-de-una-web-en-google-analytics

      • Miguel Ángel Lucas (@MiguelAngelddl)

        Jajaja, pues también es verdad, gracias Luis por poner el enlace. Además, así el post sirve como complemento y los visitantes salen con más información y con otra vuelta de tuerca respecto al tema.
        Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Necesitas nuestros servicios?
Hola, ¿podemos ayudarte?